SEMANA 5 del Embarazo. Los cambios en el Bebé y la Madre

En la semana 5 del embarazo siguen produciéndose nuevos cambios con respecto al desarrollo del embrión. Aún no tiene una forma humana definida, pero ya es posible distinguir ciertas partes de cuerpo como la cabeza, de un tamaño superior con respecto al resto del organismo. En este momento, las retinas de los ojos se están formando, incluso los orificios nasales.

En SerMami queremos que sigas bien de cerca la evolución del embarazo, por eso te mostramos las ecografias en 4D de la quinta semana de embarazo.

Ecografía 3D, 4D o 5D

¿Qué sucede en la quinta semana?

En estos días, el embarazo ya es una realidad comprobada y en el interior de la madre tiene lugar un maremoto de sensaciones relacionadas con la exaltación, la euforia, la duda e incluso el miedo. Durante la quinta semana de embarazo, el embrión ha adquirido el tamaño de una almendra y a partir de ahora irá creciendo de una manera asombrosa.

El cuerpo de la madre sigue adaptándose y preparándose para dar cabida a un bebé que empezará a desarrollarse y a crecer de forma vertiginosa. El útero empieza a formar un entorno apropiado para el bebé, tratando de cuidarlo, protegerlo y alimentarlo. El saco amniótico lleno de fluido acogerá al embrión y el saco gestacional lo nutrirá hasta que la placenta se forme y pueda darle los nutrientes que necesita a través del riego sanguíneo.

El cordón umbilical empezó formándose días atrás, siendo especialmente corto. Aún no se ha desarrollado por completo, pero servirá para unir al bebé con la placenta

Cambios en el bebé

A estas alturas, el embrión ha crecido más y ya mide entre 1,25 y 2,5 milímetros. Las primeras semanas son fundamentales, pues comenzará a iniciarse su desarrollo con todo lo que eso significa: órganos vitales, sistema nervioso, huesos, etcétera.

El embrión se encuentra dividido en diferentes capas para formar sus futuros órganos y en este periodo ya podemos distinguir la cabeza, las orejas, los ojos y el resto de miembros. Además, ya ha comenzado a desarrollarse el tubo neural, o lo que es lo mismo, su futuro cerebro y médula espinal. De igual forma, el tejido embrionario ya está tomando la forma de la estructura del futuro corazón del bebé.

En esta semana, los riñones, los intestinos y el hígado comenzarán a formarse. El tubo neural del que hablábamos conecta el cerebro con el cordón espinal y terminará cerrándose para dar lugar a unas protuberancias que serán los brazos y las piernas.   

Los primeros cambios en la mamá

A estas alturas, lo más probable es que la futura mamá se haya hecho el test de embarazo, dando lugar a un resultado positivo. Es muy posible experimentar ciertos cambios en la semana previa, pero ahora las emociones están a flor de piel. La madre va a crear una nueva vida dentro y es normal sentirse de mil maneras diferentes.

A partir de la semana 5 del embarazo, es lógico preguntarse de forma constante si todo marcha bien, pues aún es pronto para sentir al bebé. Nervios, miedo, exaltación, tristeza y alegría, es natural que la madre sea un hervidero de emociones, aunque lo mejor es tratar de relajarse y disfrutar al máximo de cada una de estas etapas. Es normal sentirse abrumada por la nueva personita que llegará a tu vida y siempre se abordan cuestiones como si seremos buenas madres o si sabremos atender al bebé como merece.  

Si en la semana 4 del embarazo era posible notar ciertos síntomas, ahora serán más perceptibles. La sensibilidad en los senos y su volumen aumentará, la sensación de cansancio será mayor y tendremos más sueño. Aparecerá la aversión a ciertos olores y alimentos, que antes se toleraban mejor, y el olfato será más fino. Una de las consecuencias más incómodas que tienen lugar en este periodo y también más notoria son las náuseas y vómitos, algo que tendrá que llevarse con paciencia, siendo consciente de que desaparecerán.

Estos síntomas dejarán de sucederse al final del primer trimestre del embarazo. De todas formas, algunas mujeres siguen conviviendo con ellos durante las 35 semanas. Lo que con toda seguridad irá a mayores será la necesidad de orinar con frecuencia.

Problemas importantes durante esta semana

Es muy importante tener en cuenta algunos cuidados básicos, principalmente en lo que se refiere a la higiene alimentaria. Cuando la toxoplasmosis o enfermedad infecciosa aparece en el primer trimestre de embarazo, puede supone todo un peligro para el bebé hasta el punto de causar ceguera, epilepsia o malformaciones.

Por suerte, es posible prevenirlo siguiendo varios consejos. En primer lugar, conviene evitar el contacto con los gatos, los principales agentes transmisores de la enfermedad, y evitar consumir carne poco hecha.

La Listeriosis es otra enfermedad contagiosa muy peligrosa, pues puede provocar un aborto espontáneo. Para evitarla hay que eliminar de la dieta una serie de alimentos: paté, quesos blandos, marisco crudo, carne cruda o poco hecha, embutido, huevos crudos, bebidas no pasteurizadas o determinados postres como el tiramisú o la mousse.

Sentir un vaivén de emociones y sentimientos es algo muy corriente, aunque a partir de ahora es mejor dejar la ansiedad y los nervios a un lado. La mujer embarazada en la semana 5 de embarazo debe cuidarse mucho y evitar ciertas situaciones:

  • No hacer movimientos bruscos, fatigarse demasiado o cargar con mucho peso.  
  • No practicar deportes que conlleven algún riesgo como esquiar o montar a caballo. Es conveniente practicar yoga, footing, nadar o caminar.
  • Beber suficiente agua y respirar adecuadamente.
  • Ingerir varias comidas al día o tentempiés para evitar que los niveles de azúcar en sangre estén bajos.
  • Evitar estirarse demasiado, los saltos, los tirones y los giros de abdomen.

Últimos artículos...