SEMANA 2 del Embarazo. Los cambios en el Bebé y la Madre

En la semana 2 del embarazo ya se ha producido una evolución. De hecho, las primeras semanas son vitales porque es cuando el embrión comienza a desarrollarse para formar lo que serán sus rasgos, órganos y sistema nervioso.

Durante la segunda semana comienza a crearse  la placenta, algo que seguirá sucediendo hasta que haya adquirido su forma completa, lo cual suele pasar en el tercer mes de embarazo. La placenta es un órgano muy importante que proveerá de nutrientes al bebé durante los próximos meses.

Ecografía 3D, 4D o 5D

Deberás tener paciencia, porque aun es pronto para poder apreciar cambios en tu feto, durante esta segunda semana. Pero queremos mostrarte lo que te espera dentro de unas semanas, con este vídeo de una ecografía 4D.

¿Qué sucede la segunda semana?

Cambios en el bebé

En la segunda semana de embarazo ya se produce la ovulación. Esto sucede cuando el folículo libera al óvulo maduro que ya se encuentra preparado para ser fecundado, proceso que tendrá lugar en la trompa de Falopio.

Cuando una mujer busca quedarse embarazada, el mejor momento para aumentar el número de relaciones sexuales es cuando se produce la ovulación. Entre los días 12 y 14 del ciclo existen mayores posibilidades de concepción, cuando precisamente el óvulo maduro sale para iniciar su viaje por las trompas de Falopio. Una vez pasadas las primeras 12 a 24 horas, si el óvulo no ha sido fecundado, se perderá.

Durante este tiempo, los niveles de estrógeno aumentan y las mujeres generan testosterona, la hormona masculina que produce la libido. De ese modo, es probable que las mujeres se encuentren con mayor predisposición para mantener relaciones sexuales.  

Las paredes de la trompa de Falopio se contraen y relajan para que el óvulo pase por ellas de camino hacia el útero. Será aquí donde el feto se implantará. Una vez ocurra, se sucederán algunos fluidos del folículo ovárico, así como la hormona progesterona que provocará el aumento de la membrana del útero.

Podemos decir entonces que en la semana 2 del embarazo, el embrión comenzará a desarrollarse. De hecho, en esos momentos concretos tendrá cabeza, tronco y una especie de cola rizada. Según todo lo dicho anteriormente, en estos días, el embarazo estará marcado por una serie de acontecimientos:

  • El embrión formado por multitud de células se implanta en el útero, donde vivirá los próximos meses.
  • Se crea la cavidad amniótica, así como el líquido amniótico que protegerá al feto a través de su efecto amortiguador.  
  • El cordón umbilical hará acto de presencia, una especie de tubo que unirá el embrión con la placenta.
  • De igual forma, en estos días se formará la circulación lacunar. Esto proceso hará que la sangre circule por todo el espacio donde se encuentra el embrión. De ese modo, le llegará los nutrientes que necesita a través de la sangre materna.
  • También irán apareciendo ciertos huecos o cavidades donde se desarrollarán los ojos, pulmones, riñones, músculos, huesos y demás. De igual manera, empezará el proceso de desarrollo del cerebro, médula espinal y columna vertebral.  

Cambios en la madre

El bebé se encuentra protegido y a salvo en el interior de su madre. En la semana 2 del embarazo, el proceso hormonal comienza y el aumento de estrógenos tiene lugar. El objetivo es estimular al útero para que se adapte a los cambios que tendrán lugar en su interior con motivo de acoger una nueva vida.

La mayor parte de las mamás siguen sin advertir demasiados cambios. Eso no significa que algunas mujeres no experimenten algunos síntomas, aunque no suelen ser demasiados y los que hay son el resultado de la alteración de hormonas. Para que los cambios se noten con mayor insistencia, deben pasar varios días.

No es tan frecuente, pero durante el proceso de ovulación se puede sentir un dolor pélvico al romperse el folículo que ha dejado libre al óvulo. También puede haber un aumento del moco cervical al estar más lubricada la vagina, teniendo una apariencia más transparente y un tacto más elástico y viscoso. De igual forma, es posible saber que nos encontramos ante la semana 2 del embarazo por un pequeño aumento en la temperatura corporal basal.

Como ya hemos dicho, en esta semana tiene la cabida la ovulación, por eso resulta tan importante. Es preciso mantener hábitos de vida saludables y una dieta rica y equilibrada durante todo el tiempo que dure el embarazo y la lactancia materna. También resulta importante comenzar a ingerir ácido fólico, así como otros alimentos ricos en vitamina B y yodo.

Al principio del embarazo es importante visitar al ginecólogo para hacer una revisión preconcepcional, así como para medir el IMC o índice de masa corporal según el peso y la altura de la madre. De esa forma, si la madre está por debajo de 19, es delgada y tendrá falta de peso, mientras que el índice que va de los 19 a los 24 es un peso normal. Por encima de esos valores, es decir, de 25 a 29 se considerará sobrepeso y obesidad si pasa de ahí.  

Obtener un peso saludable es la clave, más aún si se va a tener un bebé. Hay que evitar que nazca de forma prematura o que se desarrolle con un crecimiento bajo si la madre está demasiado delgada. Incluso en los casos de mayor riesgo cabe la posibilidad de sufrir hipertensión durante el embarazo o preclampsia. Por otro lado, está el hecho de padecer diabetes gestacional o que el bebé adquiera un tamaño superior si la madre tiene sobrepeso.  

Últimos artículos...