SEMANA 16 del Embarazo. Los cambios en el Bebé y la Madre

¿Estás ya en la semana 16 del embarazo? ¡Enhorabuena! Ahora es el momento en el que el feto empieza a tener ya una forma mucho más parecida a la de un bebé. La cabeza y el cuerpo ya empiezan a estar más proporcionados y las facciones del rostro empiezan a dibujarse. Los ojos se centran, las orejas se colocan en su sitio y las piernas se alargan.

En las ecografías ya podrás empezar a ver mejor a tu bebé con una forma muy humana, por eso, es habitual que te emociones y que empieces a tener muchas ganas de conocerle en persona. Aquí vamos a descubrirte cuáles son los más destacados cambios en la semana 16 del embarazo que experimentarás tanto tú como tu hijo/a.

En el siguiente video podrás ver una ecografia 4D, donde podrás ver a la perfección la evolución de tu embarazo en la semana 16.

Ecografía 3D, 4D o 5D

¿Qué sucede en la decimosexta semana?

Cambios en el bebé

Semana tras semana, tu bebé va evolucionando, va cambiando, va convirtiéndose en un niño mejor definido y caracterizado. En la semana 16 del embarazo nos encontramos con que tu pequeño ya tiene una mayor movilidad en las manos, esto le permite hacer gestos como, por ejemplo, abrirlas y cerrarlas. Por tanto, durante este tiempo podrás empezar a sentir movimiento en tu interior de forma bastante habitual.

También es propio de este momento de la gestación cuando el vello corporal empieza a crecer, sobre todo el de las cejas. Los folículos pilosos se empiezan a crear también en este momento del embarazo, algo que permitirá que aparezca cabello y vello en el cuerpo. Las uñas de los dedos también se forman durante este momento.

El tamaño aproximado del bebé durante esta semana es de unos 11.5 centímetros y su peso suele ser de unos 100  gramos. Nos encontramos ante un bebé con una piel extremadamente suave y con un tono rojizo ya que todavía no tiene mucha grasa en el cuerpo.

En lo que al cerebro respecta, en la semana 16 del embarazo el bebé sigue con la tarea de formación cerebral. Las células nerviosas son las que se están creando en esta etapa y garantizan una actividad neuronal constante aunque, eso sí, todavía muy poco madura. Esto hace que no pueda funcionar aún de manera regular y, por tanto, que requiera de más tiempo para poder formarse completamente.

También es propio de esta etapa del embarazo cuando el bebé comienza a desarrollar la lengua y la tiroides. Para poder llevar a cabo esta última función es esencial que aproveche el yodo que le aportará la madre; este mineral podrá obtenerlo de la placenta. Los riñones también comienzan a formarse durante esta semana de embarazo y, poco a poco, irán haciéndose más grande y notorios.

Cambios en la mamá

La futura mamá también experimentará muchos cambios a lo largo de este periodo del embarazo. Normalmente, en este momento suele sentir cómo sus pechos son cada vez mayores así como su útero. Para que te hagas una idea: si hace 6 semanas tu útero pesaba 140 gramos aproximadamente, en la semana 16 del embarazo tu útero puede llegar a pesar más del doble. ¡Y este aumento de su tamaño se nota! También te notarás más pesada porque la placenta se ha hecho más grande y el líquido amniótico también es más abundante.

Ya hemos comentado que el bebé está más activo y, es por eso, que muchas mamás pueden empezar a sentir de forma muy frecuente los movimientos que el bebé realiza en su interior. Serán muy leves y sutiles pero sentirá algo extraño en la barriga que es un claro testigo de que el niño o niña está moviéndose. La sensación que tendrás en el cuerpo será como si tuvieras gases o burbujas en tu interior. Pequeño pero significativo.

Uno de los efectos secundarios que las mamás pueden experimentar durante la semana 16 del embarazo es que la salud dental se vea afectada. La aparición de sepsis bucales o caries es muy habitual durante el embarazo puesto que la embarazada puede tener alguna falta vitamínica que ponga en riesgo su dentadura. También es bastante común que se experimente un aumento de saliva, el motivo es que los estrógenos son más abundantes y estos pueden provocar una mayor presencia de saliva.

A la hora de dormir, lo más recomendable es hacerlo de costado. En este periodo del embarazo ya notarás que dormir boca arriba es muy pesado y boca abajo es imposible. Por tanto, lo que los médicos recomiendan es que te tumbes de costado para que tu barriga descanse y que no oprimas al bebé ni ninguna zona de tu cuerpo. Dormir de costado permitirá que la circulación de la sangre funcione de forma óptima y también reducirás el riesgo a sufrir de varices o de inflamación de las venas.

Otra situación bastante común que suelen experimentar las mamás en esta semana de gestación es sentir que se quedan sin aire o que les cuesta mucho esfuerzo hacer cualquier actividad. Caminar por la habitación o subir algunas escaleras puede producir una gran sensación de ahogo. Esta situación tiene lugar porque las hormonas que se liberan durante el embarazo pueden provocar la aparición de líquido en los pulmones haciendo que sea más difícil el mero hecho de respirar. Por tanto, lo mejor es que no te pongas nerviosa y que, ante la sensación de ahogo, pares y respires profundamente. No te fuerces.

Para que puedas saber cómo sobrellevar la semana 16 del embarazo de forma óptima, aquí te damos algunos buenos consejos que podrás aplicar a tu día a día:

  • Duerme de costado: es imprescindible. De esta manera, podrás descansar saludablemente y dormir bien por las noches.
  • Ve al ginecólogo una vez al mes: a partir de este momento las visitas mensuales al médico son esenciales para llevar un buen control del embarazo.
  • Exámenes prenatales: si quieres comprobar que todo esté en orden, en este momento de la gestación podrás realizarte las pruebas prenatales que desees.
  • Cinturón en el coche: en el caso de que vayas habitualmente en coche tienes que saber que existen adaptadores específicos del cinturón de seguridad para evitar que el bebé pueda experimentar algún traumatismo que afecte su desarrollo.
Últimos artículos...