SEMANA 15 del Embarazo. Los cambios en el Bebé y la Madre

¿Estás en la semana 15 del embarazo? Entonces seguro que quieres saber cuáles son los cambios que te esperan durante los próximos días así como los que experimentará tu bebé. Estar embarazada es una aventura diaria y, por eso, es importante saber en qué punto exacto de la gestación nos encontramos para ver todo lo que podemos vivir.

En SerMami queremos ayudarte a que puedas llevar un embarazo cómodo, tranquilo y feliz. Por eso, a continuación te descubrimos todo lo que debes saber acerca de los cambios en la semana 15 del embarazo. ¡Toma nota y [email protected] al video de la ecografia 4D de la semana 15 del embarazo!

Ecografía 3D, 4D o 5D

¿Qué sucede en la decimoquinta semana?

Cambios en el bebé

En este momento del embarazo, el bebé ya tiene 13 semanas de vida. ¿Y esto qué significa? Pues que su tamaño ya es más grande y que tiene una apariencia más de niño o niña. El peso suele ser de unos 60 gramos y el tamaño de unos 12 cm, por tanto, aún sigue siendo muy pequeñito pero la forma ya es claramente la de un bebé.

Aquí te dejamos una lista con los cambios más importantes del bebé en esta semana:

  • Lanugo: en esta semana de embarazo es cuando le aparece el lanugo, un tipo de vello corporal que le protege el cuerpo durante su desarrollo.
  • Sistema nervioso: durante estas últimas semanas el sistema nervioso se ha desarrollado muchísimo, por tanto, en este momento de la gestación ya se pueden distinguir zonas como los ventrículos del cerebro, el hipotálamo y el tálamo.
  • Sabrás el sexo del bebé: en la semana 15 del embarazo es cuando se puede conocer cuál es el sexo del bebé ya que sus órganos genitales están desarrollados y se pueden apreciar con una ecografía.
  • Corazón formado: en este momento el bebé también cuenta con el corazón formado con sus cuatro cavidades y se puede ver en una ecografía.

Por lo general, tienes que saber que en esta semana, tu hijo/a estará mucho más activo. Se moverá más y empezarás a notarlo de manera muy habitual y frecuente.

Cambios en la mamá

En esta semana del segundo trimestre de embarazo nos encontramos con que la barriga sigue en aumento, por tanto, tu piel vivirá todos los efectos de este crecimiento progresivo. Aunque la piel sea muy elástica, lo cierto es que es esencial que la cuides y la protejas lo máximo que puedas. Usar crema hidratante dos veces al día (¡o incluso tres!) es muy recomendado para evitar la aparición de estrías o lesiones cutáneas.

Un consejo: no te obsesiones demasiado con lo que está creciendo tu barriga. Piensa que esto depende de muchísimos factores y hay mujeres con barrigas muy grandes y otras que las tienen más pequeñas. Estar en un lado u otro de la balanza no significa que haya algún problema, simplemente, que tu cuerpo está reaccionando así al embarazo.

Durante la semana 15 del embarazo también es habitual que empiecen a aparecer varices o venas inflamadas en zonas del cuerpo como las piernas, los tobillos, etcétera. Esencialmente esto ocurre porque tu peso corporal está cambiando y porque el embarazo retiene líquidos. Para evitar las varices lo recomendable es que tengas en cuenta esto:

  • Evita estar en la misma postura durante mucho rato: lo mejor es ir cambiando de posición corporal para repartir la presión del cuerpo en diferentes zonas
  • Haz ejercicios suaves: esto te permitirá mejorar la circulación sanguínea y evitar que te aparezcan estas molestas varices. Además, se recomienda salir a caminar cada día para mejorar la circulación
  • Bebe mucha agua: también es recomendable aumentar la ingesta de líquidos para fomentar la limpieza del cuerpo y la reducción de la retención
  • No lleves ropa ajustada: de esta forma permitirás que la sangre circule perfectamente por tu cuerpo y que no se inflamen las venas

Ahora que ya has podido saber cuáles son los principales cambios en la semana 15 del embarazo, vamos a ofrecerte algunos consejos que te ayudarán a estar sana y fuerte durante este momento. Sabemos que en esta etapa de tu vida hay momentos mejores y otros peores y, por ello, es esencial que sepas cómo cuidarte para sentirte lo mejor que puedas en todo momento.

Es habitual que en este momento del embarazo te encuentres con mucho apetito. Las ganas de comer dulce, chocolate y alimentos grasos pueden acecharte y hacerte caer en “tentaciones” poco saludables. Piensa que esta es una reacción normal venida por las hormonas y por el crecimiento del bebé. Sin embargo, tienes que ir con mucho cuidado ya que los nutrientes que tomas son los que aprovecha tu hijo para alimentarse.

La mejor alimentación para este momento es la siguiente:

  • Carbohidratos complejos: frutas, verduras y cereales ricos en fibra tienen que formar parte de tu alimentación de una forma muy destacada. De hecho, la mitad de las calorías que tomes durante el día tienen que provenir de este grupo de alimentos.
  • Proteínas: también son esenciales para el embarazo ya que contribuyen a crear células sanguíneas. Pueden ser de origen animal o vegetal (frutos secos, soja, etc.)
  • Grasas saludables: aumenta el consumo de aceite de oliva, pescados ricos en Omega 3, frutos secos, etc., para disfrutar de una salud rica en nutrientes y en aceites grasos esenciales.

Además de esto, te recomendamos que apuestes por un descanso reparador y profundo. Dormir 8 horas al día es esencial para que te sientas bien y descansada durante la jornada. Lo mejor es que establezcas una rutina de sueño y te acuestes y te levantes cada día a la misma hora.

Duerme de costado para aliviar la tensión en la espalda y las lumbares, así como descansar el peso de la barriga. Existen almohadas especiales para embarazadas que te permitirán colocar el cuerpo de la mejor forma para tu descanso.

Últimos artículos...