SEMANA 13 del Embarazo. Los cambios en el Bebé y la Madre

¿Estás por la semana 13 de embarazo? Es un momento muy importante tanto para la mamá como para el futuro bebé ya que, ahora, es cuando entramos en el segundo trimestre.

La semana número 13 corresponde a los 3 meses de embarazo y, por tanto, es el momento en el que el bebé cuenta ya con las articulaciones formadas y puede empezar a moverse sutilmente en tu interior.

A continuación, vamos a descubrirte todo lo que tienes que saber sobre la semana 13 del embarazo para que sepas qué te espera durante los próximos días.

Ecografía 3D, 4D o 5D

¿Qué sucede en la decimotercera semana?

El segundo trimestre comienza oficialmente con la llegada de la semana 13 del embarazo así que… ¡felicidades! Ya has concluido el primer trimestre de gestación que, para muchas, es el más duro a nivel de salud y bienestar.

Durante esta semana, tu bebé continuará desarrollándose de forma rápida y, sobre todo, zonas del cuerpo como el cerebro serán las que más se verán aumentadas durante este periodo. Como ya hemos dicho, las articulaciones las tendrá formadas y, ahora, comenzará a controlar mejor sus músculos.

La medida estándar de un bebé en la semana 13 del embarazo es de unos 6 y 8 centímetros, aproximadamente, y su peso es de unos 23 gramos. Gradualmente, los brazos y las piernas se irán estirando y las articulaciones de zonas como la cadera, que une las piernas con el tronco, se irá haciendo más fuerte y madura.

Es habitual que la mamá sienta un tanto de pesadez en su cuerpo ya que durante esta semana el bebé puede estar un tanto activo. Piensa que se halla en el saco amniótico, un espacio repleto de líquido y en el que él se encuentra flotando. Pero, dado su pequeño tamaño, todavía tiene espacio suficiente como para irse moviendo y, esto, puede ser notado por la madre en su día a día.

Cambios en el bebé

Vamos a hablar de forma detallada cómo está el bebé durante la semana 13 del embarazo para que sepas en qué momento de la gestación se encuentra actualmente. Las características con las que cuenta el feto en este momento son las siguientes:

  • Frente abultada y ligeramente elevada: normalmente, en la frente todavía se pueden apreciar las placas del hueso y cómo todas ellas se están uniendo para crear el cráneo
  • Hemisferios conectados: en esta semana del embarazo, los dos hemisferios cerebrales (el derecho y el izquierdo) empiezan a estar conectados. Las fibras que controlan el movimiento son las que maduran de forma inicial

  • Nervios sensoriales: después de que las fibras motoras se activen se dará paso a la activación de estos nervios que son los que principalmente se encargan de controlar la alimentación del bebé
  • Mayor equilibrio en el tamaño: durante esta semana, el bebé sigue teniendo una forma un tanto desproporcionada pero, poco a poco, comenzará a adoptar una forma más equilibrada
  • Dedos separados: una de las peculiaridades del bebé en la semana 13 del embarazo es que ya cuenta con los dedos de las manos completamente separados y, por tanto, en la ecografía podremos apreciar cómo son los dedos de nuestro pequeño/a
  • Flexibilidad en las articulaciones: podrá doblar sus rodillas, los codos e, incluso, algo característico de esta semana es que el niño/a podrá alcanzar a chuparse el dedito
  • Intestinos en el cuerpo: en las semana precedentes, los intestinos del feto se encontraban en el interior del cordón umbilical pero, ahora, en la semana 13 el bebé ya cuenta con los intestinos en su abdomen
  • Piel con un poco más de grasa: durante las primeras semanas de embarazo es habitual que podamos ver a través del bebé y es que su piel es transparente. Pero a partir del segundo trimestre, la piel irá volviéndose más opaca ya que el bebé empezará a acumular más grasa. Esto hará que cada vez sea más difícil poder ve a través de él
  • Huesos más densos: la estructura ósea del feto también irá haciéndose cada vez más densa y, esto, nos permitirá poder empezar a reconocer las facciones de nuestro bebé
  • Sistema nervioso: a partir de esta semana de embarazo es cuando el bebé empezará a desarrollar todo sus sistema nervioso y, poco a poco, irá contando con los sentidos humanos

Cambios en la mamá


Además del estad del bebé, también es esencial conocer cómo se encontrará la madre en la semana 13 del embarazo. Empieza el segundo trimestre y es habitual que el vientre todavía no se muestre abultado. Sin embargo, sí que se empiezan a experimentar algunos cambios físicos en la mujer ya que el cuerpo empieza a ensancharse para ir dejando espacio al crecimiento del bebé.

Esto hará que la ropa que normalmente uses, empiece a irte más ajustada. Aunque no te veas barriga, tu cuerpo está en constante cambio y, por tanto, tendrás que empezar a ir con prendas más holgadas y que no te aprieten el cuerpo. Lo recomendable es que empieces con la ropa premamá ya que cuenta con una cintura elástica que se va adaptando a las diferentes etapas de la gestación.

Durante la semana 13 del embarazo, la futura mamá puede empezar a sentir cierta incomodidad en su cuerpo. Puedes sentir molestias al respirar o molestias después de comer, esto ocurre sencillamente porque los órganos se van desplazando lentamente para ir dejando hueco.

Pero lo mejor de esta etapa es que las náuseas y el cansancio tan característico del primer trimestre, suelen desaparecer a partir de la semana 13. Esto creará un efecto contrario en el ánimo de la madre ya que, ahora, se empezará a sentir con mucha vitalidad y energía. Después de haber pasado tres meses con poca fuerza y debilidad, ahora se sentirá reconfortada y se encontrará bien durante todo el día.

Últimos artículos...