SEMANA 12 del Embarazo. Los cambios en el Bebé y la Madre

La semana 12 de embarazo destaca por unos cambios de maduración y crecimiento del bebé. Sigue leyendo y descubrirás los cambios más importantes que tendrán lugar en el pequeño y en su madre.
No te pierdas el video de la ecografia 4D donde podrás ver la evolución del bebe en la semana 12 de embarazo.

Ecografía 3D, 4D o 5D

¿Qué sucede en la duodécima semana?

Cambios en el bebé

En la semana 12 de embarazo, el bebé ha aumentado de tamaño se forma significativa. Ahora puede alcanzar perfectamente los 9 centímetros y pesar de 8 a 15 gramos. Debes saber que los órganos principales tales como el hígado, el estómago o los pulmones ya se encuentran totalmente definidos y bien situados en el lugar donde les corresponde. Además, su intestino delgado empieza a contraerse con el fin de transportar comida.

El sistema urinario comienza a funcionar, lo que significa que la vejiga se llena aproximadamente cada media hora, dando lugar a los desechos u orina. En cuanto al corazón, sus latidos cada vez se registran con más fuerza, a unos 160 latidos por minuto, mientras que los genitales se dejan ver completamente en la ecografía para saber a ciencia cierta si será niño o niña.

Los miembros no son lo único que han crecido, también los huesos que precisamente dan lugar al desarrollo de las extremidades. Los dedos ya separados están más definidos, las uñas se desarrollan y aparece por primera vez lo que parece ser el primer rastro de pelo.

El bebé mueve la cabeza, abre y cierra la boca y las manos, e incluso alarga el cuello. Sigue siendo muy pronto para que la mamá pueda percibir los movimientos fetales, aunque algunas gestantes afirman que son capaces de sentirlos.

El bebé ingiere líquido amniótico, aportándole el 10% de nutrientes que necesita. La ingestión de este líquido puede producir un hipo que es un espasmo involuntario del diafragma, que no revierte ninguna importancia.

Otro reflejo que aparece es el llamado «reflejo de succión«. Se trata de algo innato que servirá al bebé para poder alimentarse el día de mañana, cuando ya se encuentre fuera del vientre materno.

Su crecimiento, desarrollo y movimientos se han multiplicado durante este periodo. Las orejas ya han ocupado prácticamente su sitio y los intestinos, que hasta el momento se encontraban en la base del cordón umbilical, ya se están desplazando hacia la cavidad abdominal.

La cabeza tiene una forma más redonda, la hipófisis segrega muchas hormonas y se están formando las cuerdas vocales. En la semana 12 de embarazo, el cerebro continúa progresivamente su desarrollo, mientras que sus estructuras internas ya formadas, continuarán creciendo y perfeccionándose con el tiempo.

Algo muy importante es que en esta semana termina el período llamado «embriogénesis«. Durante el mismo, el embrión estaba más expuesto a riesgos y peligros que podían dañar la formación de sus órganos.

Cambios en la mamá

Es obvio, a medida que pasan los días, la mamá se verá con un vientre más pronunciado. Las náuseas siguen en descenso, de hecho, el 60% de las gestantes dejan de padecerlas a partir de las semana 12 de embarazo. Sin embargo, también puede suceder que las náuseas matutinas continúen hasta el final del proceso.

La acción de las hormonas es mayor, al igual que sucede con la circulación sanguínea. Esto permite que la piel luzca más saludable que nunca, brillante y suave. De cualquier forma, también puede suceder que el cambio hormonal provoque acné gestacional.

La piel tiene un aspecto impecable, pero es mejor no caer en la tentación de exponerse al sol, al ser más propensas a la aparición de manchas permanentes en lugares antiestéticos. En cuanto al ardor de estómago, sigue molestando a la futura mamá.

La presión interna del útero cada vez va a más y el espacio del sistema digestivo se ve reducido, aunque la intensidad de los ardores dependerá de cada organismo. Lo lógico es que vayan aumentando a medida que avanza el embarazo. Por ese motivo es conveniente seguir una dieta sana y equilibrada, evitando las comidas copiosas, los alimentos grasos, el picante y las especias.  

Es muy importante darse protección solar alta, aunque en la semana 12 de embarazo pueden aparecer sin más unas pequeñas manchas conocidas como «cloasma del embarazo«. De igual forma, es posible que en el abdomen aparezca una línea más oscura o línea alba. Sea como sea, no hay que preocuparse. Son la consecuencia del aumento de estrógenos, hormonas del embarazo, y tal como vienen, desaparecen.  

Normalmente, en la semana 12 del embarazo tiene lugar el control de la gestación. Si no se ha abierto antes el historial clínico, es buen momento de hacerlo. Aquí se registrarán datos relativos a la tensión, el peso, los análisis de sangre y orina, sí como las exploraciones ginecológicas.

La ecografía llevada a cabo durante esta semana es importante. Se tiene en cuenta el latido del corazón y se toman las medidas del abdomen, el fémur y la cabeza. Además, es posible advertir una malformación e incluso se puede determinar el nivel de grosor del pliegue nucal, clave a la hora de determinar alteraciones genéticas (síndrome de Down o síndrome de Turner). Si el médico lo cree oportuno, podría recomendar la realización de una biopsia corial o una amniocentesis a partir de la semana 15 de embarazo para confirmarlo.

Para algunas mujeres, ésta será su primera ecografía. Lo que significa un momento emocionante para los futuros papás. En ella se fijará la edad gestacional del feto y se determinará la fecha prevista en la que tendrá lugar el parto.

Últimos artículos...