Tu EMBARAZO Semana a Semana

Cuando estás embarazada, cada semana cuenta. Y es que el bebé se va desarrollando de forma continua en el vientre de la madre haciendo que, tanto ella como él, empiecen a experimentar cambios significativos en sus respectivas vidas.

Para una mamá siempre es emocionante saber cómo se encuentra el bebé en cada semana del embarazo. Y, por eso, en SerMami vamos a descubrirte tu embarazo semana a semana para que puedas conocer los cambios más básicos y destacados de cada etapa.

Desde la primera semana de embarazo, tanto la mamá como el pequeño feto empiezan a experimentar una serie de transformaciones importantes y relevantes para el desarrollo del bebé. Por eso, es esencial saber qué es lo que ocurre semana a semana en el embarazo ya que, de esta forma, podrás saber de antemano en qué estado se encuentra tu peque y entender mejor tus cambios corporales y anímicos.

Aquí analizaremos tu embarazo semana a semana diferenciando los distintos trimestres de la gestación. Ten en cuenta que un embarazo dura 3 trimestres y, estos, se separan en estas semanas.

Desde el momento de la concepción del bebé y hasta la semana 13 nos hallamos en el primer trimestre de embarazo. De forma general, los embarazos se empiezan a calcular desde la fecha de la última menstruación y, por eso, se calcula que la duración total es de 40 semanas.

Desde el primer momento de la fecundación, el cigoto (el óvulo fecundado) comienza a dividirse y termina implantándose en el útero materno. En este primer instante de la gestación, ya está determinado de forma genética cuál será el sexo que tendrá el bebé.

Los cambios más significativos de estas primeras semanas de embarazo son:

  • Los órganos se empiezan a desarrollar
  • Aparece la columna vertebral
  • Se detallan los orificios faciales como son las fosas de la nariz, la zona de los ojos y el orificio de la boca
  • Se desarrollan extremidades como las piernas, los brazos y también los dedos
  • El aparato digestivo y respiratorio también comienzan a desarrollarse en esta primera etapa del embarazo
  • El cordón umbilical que conecta con la madre también se crea en esta primera etapa ya que es el elemento clave para alimentar al feto, eliminar los residuos y proporcionarle oxígeno
  • El embrión empieza a moverse hacia el final del primer trimestre gracias a que desarrolla el sistema nervioso

Es importante que sepas que en estas primeras semanas de embarazo el bebé es todavía un embrión ya que no cuenta con las estructuras anatómicas diferenciadas. No será hasta la semana 12 de embarazo cuando el embrión se pueda denominar “feto” y empiece a tener forma más humana.

Desde el primer momento y hasta la semana 10 de embarazo es cuando nos encontramos en la etapa embrionaria. A partir de la décima semana, ya podremos indicar que estamos ante el desarrollo fetal.

Continuamos hablando de tu embarazo semana a semana para, ahora, adentrarnos en el segundo trimestre de la gestación que comienza en la semana 14 y se alarga hasta la 26. En este periodo, la mamá empieza a sentirse mejor y a dejar de sentir algunos de los síntomas del embarazo más habituales del primer trimestre: las náuseas se marchan, los vómitos aminoran y la sensación de cansancio y debilitación se va reduciendo. Por tanto, la futura mami estará mucho más enérgica y con mayor vitalidad en esta segunda etapa.

Es ahora cuando la mamá empezará a ganar peso y comenzará a ver cómo le crece la barriga. El motivo es que el feto empezará a crecer y a ganar peso y, por tanto, esto se verá externamente en el cuerpo de la mujer. Debido a este crecimiento del tamaño, los órganos internos de la madre se irán desplazando de lugar para dejar espacio al bebé. Este cambio corporal puede provocar algunos síntomas como acidez estomacal, pesadez a la hora de digerir alimentos, ganas de hacer pis constantemente, etcétera.

Los cambios más importantes que experimenta el bebé en el segundo trimestre son:

  • Desarrollo del sistema circulatorio
  • El corazón del bebé late con más fuerza en estas semanas del embarazo
  • Se desarrolla el sistema nervioso y, por tanto, el bebé empieza a moverse en el interior del vientre materno
  • El bebé comienza a desarrollar los sentidos y puede percibir la luz, los sonidos, etcétera
  • El pelo del bebé empieza a crecer durante este periodo
  • Los ciclos de sueño y de vigilia también aparecen durante estas semanas de gestación

En el caso de que sean necesarias pruebas de diagnóstico como, por ejemplo, la amniocentesis, este trimestre es el adecuado para llevarlas a cabo. Pero, por supuesto, siempre tendrán que realizarse bajo supervisión médica.

El último trimestre del embarazo es el que va desde la semana 27 y hasta la 40. Durante este tiempo, el bebé empieza a desarrollarse al máximo para estar totalmente preparado para su vida fuera del vientre de su mamá.

En este periodo es cuando el bebé crecerá de una forma mayor y cuando el vientre de la mamá crecerá lo necesario para albergar a su hijo. Este cambio de peso y de volumen hará mella en la madre que puede empezar a experimentar fatiga, cansancio, somnolencia, dolor de pies, etcétera. Otro de los síntomas del tercer trimestre de embarazo es la necesidad constante de hacer pipí ya que los órganos pueden estar presionando la vejiga y hacer que tenga menor capacidad de retención de líquido.

El bebé se empieza a situar en la zona baja del abdomen de la madre porque ya se prepara para el parto. Esto puede hacer que la mujer sienta molestias en la barriga o que sienta sus movimientos de una forma mucho más intensa.

En este trimestre, el bebé experimenta cambios como los siguientes:

  • Puede tener hipo debido a que está ejercitando el diafragma
  • La piel del bebé se vuelve más gruesa
  • Aparece vello en el cuerpo del bebé a partir del cuarto mes
  • El peso del bebé puede llegar a los 3,5 kilos en el último mes de embarazo y alcanzar los 50 cm de altura

A partir de la semana número 36 es cuando se comenzará a visitar semanalmente al ginecólogo para controlar la evolución del bebé. ¡Estarás a punto de ser mamá!

Últimos artículos...